Cuba tiene mucho que decir y mostrar en materia de derechos humanos

Mar 22, 2016

21 de  marzo, 2016

Por Yimel Díaz  

Luego de las ceremonias protocolares previstas para una visita oficial de un presidente a Cuba, los mandatarios  Raúl Castro Ruz y Barack Obama sostuvieron una conversación de unas 2 horas, tras las cuales ambos realizaron declaraciones a la prensa. El General de Ejército y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba expresó estar complacido de recibir al presidente Barack Obama y aseguro que en los 15 meses trascurridos desde el 17 de diciembre del 2014 se han obtenido resultados concretos.

Anunció que actualmente se están negociando un grupo de instrumentos bilaterales para cooperar en el enfrentamiento al narcotráfico, la seguridad al viajero y la salud; acerca de esta último ámbito dijo que se acordó fortalecer la colaboración para combatir epidemias como el zica y también enfermedades crónicas no transmisibles, asunto que será beneficioso para ambos países y también para el hemisferio. A partir de las medidas adoptadas por el presidente Obama, explicó que empresas cubanas y sus contrapartes trabajan en la identificación de algunas posibilidades de intercambios a pesar del bloqueo. Recordó que algunas de se han materializado en el área de las telecomunicaciones, por ejemplo y se avanza en la adquisición de medicamentos, equipos. Raúl reconoció la postura de Obama contraria a bloqueo y sus reiterados llamados al Congreso para que lo elimine. Las últimas medidas son correctas pero no suficientes,  afirmó, e intercambiamos acerca de algunas medidas que pensamos pueden tomarse.

El bloqueo continua en vigor y contiene elementos disuasorios e intimidatorios para otros países,  por eso es el obstáculo más importante para el desarrollo de Cuba, su eliminación resulta esencial para la normalización de las relaciones bilaterales y también es importante para la comunidad de cubamos emigrados. Además será necesario que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo, ambos asuntos fueron abordados en el editorial del 9 de marzo publicado en el órgano del Partido Comunista de Cuba, el periódico Granma, y en la conferencia de prensa del canciller Bruno Rodríguez de hace 4 días.

Aseguró que estas políticas adoptadas años atrás por el gobierno de Estados Unidos deberían ser suprimidas sin pretender que el pueblo de Cuba renuncie a un destino soberanamente escogido. El intercambio les llevó además a temas internacionales particularmente aquellos que podrían afectar la paz regional. Estaba previsto abordar el tema de la desestabilización en Venezuela, narró el General presidente, pero el tema fue preso del tiempo en esta ocasión. Sí abordaron los diálogos de paz en Colombia. Existen diferencias que no van a desaparecer pues tenemos concepciones diferentes sobre la democracia el ejercicio de los derechos humanos, la justicia social, la paz y la estabilidad mundial.

Los derechos civiles económicos, sociales y culturales son indivisibles interdependientes  y universales. No concebimos que un gobierno, por ejemplo, no defienda el derecho a la salud, a la educación, a la alimentación, al desarrollo, a recibir salario igual por trabajo igual y los derechos de los niños. Nos oponemos a la politización del tema. Cuba tiene mucho que decir y mostrar en esta materia, por eso le hemos reiterado al presidente Obama mantener el diálogo en este sentido. Debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias. El 15 de marzo señalé que eso de cambiar todo lo que debe ser cambiado es asunto exclusivamente de los cubanos, aunque ambos países podemos cooperar y existir civilizadamente, por encima de las diferencias que tenemos y que tendremos. Hoy ratifico que debemos de poner en práctica el arte de la convivencia civilizada que implica aceptar y respetar las diferencias, sin hacer de ellas el centro de las  relaciones.

Hay que promover vínculos, concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa. Coincidimos en que nos queda un largo camino pero la importancia es que hemos comenzado a construir una relación de nuevo tipo como la que nunca ha existido. Destruir un puente es fácil, reconstruirlo es una tarea mucho más larga y difícil Como un símbolo de lo que podrían ser las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el presidente caribeño mencionó a la nadadora de larga distancia estadounidense Diana Nyad, de 64 años, quien  luego de cuatro intentos fallidos se convirtió en la primera persona en cruzar el estrecho de la Florida, a nado y sin jaula antitiburones. Por esa hazaña conseguida el 2 de septiembre del 2013, el Consejo de Estado de Cuba le otorgó la  Orden al Mérito Deportivo el ceremonia que tuvo lugar el 30 de agosto del 2014 y donde se escucharon los acordes de los himnos de los dos países. Si ella pudo, nosotros también podremos, concluyó Raúl, no sin antes agradecer a su par, Barack Obama por su visita y reiterar la voluntad del gobierno de Cuba de seguir avanzando por el bien de nuestros pueblos.  

(Tomado de Trabajadores.cu)